Pasito a pasito, como las hormiguitas, Marta García va haciéndose un hueco entre las mejores de Europa. Este fin de semana acudió a la European Cup Cadete de Follonica, en Italia, y demostró que su nivel es más que alto.

La judoka de -57 kg disputó hasta siete combates y llegó a rozar las medallas con los dedos, cayendo en el combate por el bronce.

Adrián Raposo, el otro representante de Judo Fontenebro en liza, no pudo pasar de primera ronda.

Con todo, gran competición de ambos judokas que demostraron que, sobre el tatami, nunca se rinden intentándolo hasta el último segundo.