Imagínense ser el mejor de todo un país en algo, lo que sea. Es, cuanto menos, difícil. Ahora imagínense que un pabellón a rebosar está pendiente de lo que haces. Las pulsaciones a 1000. Pues a Juan Quintero parece no afectarle. Era el favorito, el número 1 del ránking en -60 kg y tenía toda la presión sobre él. Pues desplegó su mejor judo. Fue en Alcalá de Henares, y le sirvió para proclamarse Campeón de España sub-21.

Las fases preliminares no estuvieron nada mal. Los rivales fueron cayendo uno tras otro y todo parecía abocado a una final al todo o nada frente a Ian Saiz, otro judoka madrileño. Y así fue. El combate por el oro que más aplaudió la grada. Qué espectáculo. Ninguno de los dos dejaba de atacar, hasta que Quintero planchó al contrario con un Ura Nage precioso. Digna final y oro para el serrano.

Y como el primer escalón del podio no fue suficiente, llegó Marta Nuño para hacerse con la plata en -44kg. Es cadete todavía. Apenas 15 años y ya se codea con las mayores. Subcampeona tras una competición de manual.

Con la única que no pudo fue con Mireia Salvador, valenciana, que demostró durante todo el día por qué es la mejor de su peso. Sin embargo, la plata de Marta supo a oro. Por su arrojo, por sus ganas y su entrega. Subcampeona de España y lo que queda.

Marta Morales, por su parte, no pudo hacerse por el bronce. Cayó en la batalla por el tercer puesto pero lo hizo después de completar una actuación espectacular. Es aún cadete, y ya trae de cabeza a todas las ‘mayores’ de -52 kg.

El resto de participantes de Judo Fontenebro no tuvo su mejor día y no llegaron a pelear por las medallas, pero estar allí es ya un premio. Ahora toca seguir trabajando y tratar de mejorar para alcanzar cotas todavía más altas.

Fotos de Mario Wensell (Pincha en la imagen)